sábado, 29 de septiembre de 2012

PERFECCIONANDO MI ESPAÑOL


Granada sobre dos ruedas

Después de una ida de tres días en coche con remolque, llegué por fin a la Costa Tropical de Granada en Almuñécar, muy bonito. La primera cosa, por cierto, era dormir, pero inmediatamente cogí la moto y crucé por una nueva carretera, que debe ser la escalera al cielo para motoristas, hacía la Sierra Nevada, a la estación de esquí  Pradollano, un sitio que se parece a  los cientos de miles de estaciones de esquí en los Alpes, pero, y esto me encantó, se puede subir un poco más; a unos 2500 metros, al lado de la línea del parque nacional. Ademas, la vista de ahí es maravillosa. Bajé por otra ruta, por Güejar Sierra, Cenes de la Vega, Granada y a Almuñécar.
El fin de semana siguiente fue una vuelta de dos días por la Alpujarra Granadina con parada en el camping de Trevélez, que es de una familia de alpinistas muy simpática. Esa zona allí es para pasear en moto, la carretera es muy estrecha y a veces el asfalto no está bien. Pero con ese conocimiento, no hay problema en esa ruta. Subí por Órgivar y Pitres, bajé por Bérchules y Cádiar, con un descanso en Torvizcón para una bebida fresca en el Bar Canario en donde la guapa camarera cantaba tan impresionante como el mismo nombre del bar indica.
El Domingo di una vueltita por Vélez de Benadaulla, Órgivar y Lanjaron siguiendo una ruta amarilla que, en general, son mejores para los motoristas.
En mi segunda semana visité Frigiliana y Cómpeta que son dos de los famosos “pueblos blancos” de Andalucía; están al norte de Nerja, que es famoso por sus cuevas y por su billón de ingleses que viven allí. Pero ¡ojo, motoristas!, las calles de Nerja son muy resbaladizas. En Frigiliana trabaja un camarero en el restaurane frente a la iglesia en el casco histórico que es muy aficionado a las motos. Pues, si él tiene tiempo, hablad con él si quereis.
Cómpeta fue mi segunda alternativa, en principio había pensado ir a Alhama de Granada, un sitio chulo al oeste de Granada, con muy pocos turistas. Esa ruta también era muy resbaladiza, ¡¡desgraciadamente!!. No sabía nada sobre Cómpeta.
El sábado siguiente fui a Ugíjar, un pueblo en el corazón de las alpujarras granadinas y almerienses por la A-348, que es una de las rutas mejores para ir en moto: vistas maravillosas y un asfalto bastante bien. Ugíjar tiene mucha historia, por ejemplo en la plaza mayor se puede encontrar un monumento que honra a los hombres y las mujeres que ayudaban a la empresa de España en Indias, según la placa...
El domingo fui a Granada. No tengo que contar sobre Granada, todo el mundo conoce su belleza y su historia.
Como resumen, la provincia de Granada es un paraíso para las motoristas, solo hay que conocer a dónde y por qué ruta ir.



viernes, 7 de septiembre de 2012

domingo, 2 de septiembre de 2012

CURSO DE FORMACIÓN DE PROFESORES ELE

Hola a tod@s:
Ha sido un verano intenso pero muy interesante. Un grupo excelente de profesores ELE han pasado por la escuela dejando una huella imborrable. Gracias a tod@s por vuestra implicación y dedicación.